El “affaire” Boeing 737 MAX

 

El 22 de mayo de 2017, despega el primer vuelo del nuevo producto Boeing, el 737 MAX 8. Se trata de la apuesta del fabricante de aviones de EEUU como respuesta en la puja con Airbus, para ver quién construye el avión más económico. La competencia del Boeing 737 es el Airbus 320, siendo ambos, los dos aviones más vendidos en el mundo.

Luego de un inicio más que promisorio, los pedidos se dispararon al punto que se llegan a contabilizar 4306 unidades solicitadas por compañías aéreas de todo el mundo. A un precio que supera los 100 millones de dólares por unidad. Hagan el cálculo…

Pero, sobrevino ¿lo inesperado?

El 29 de octubre de 2018, el vuelo 602 de Lion Air se estrella en el mar de Java, 13 minutos después de despegar. El segundo, ocurrió el 10 de marzo de 2019, el vuelo 302 de Ethiopian Airlines, en idénticas circunstancias.

Eddie Miceli, investigador en accidentes aéreos y una de las voces más autorizadas en asuntos aeronáuticos, lo explica así: “El 737 MAX es un producto de esta puja entre las dos fábricas que viene a reemplazar al 737 MG. Es un avión ultramoderno pero, claro, lo tienen que hacer más económico. Cambiaron el ala, los motores, la ubicación de los motores, que son más altos, más grandes y más adelante. Esto cambió la aerodinámica del avión, total y absolutamente. Y el avión tiene una tendencia a sobreelevar la nariz en las primeras fases del vuelo, que es precisamente después del despegue”, y agrega que para evitar la sobreelevación de la nariz del avión, sobrepasando los niveles de seguridad, la empresa instaló un dispositivo oculto para corregir esta elevación de nariz fuera de control.

¿Pero qué pasa? “Como está basado en sensores, los sensores externos le envían información errónea a la computadora para que procese información errónea. La computadora cree que el avión está levantando la nariz demasiado y la baja automáticamente”. MCAS, el software que controla los sensores que contrarrestan la tendencia a inclinarse pudo haber fallado y está en la mira de las investigaciones. De hecho, Boeing estaría trabajando junto a la FAA, en una actualización de ese software para hacerlo más seguro.

Poco a poco las diferentes autoridades aeronáuticas mundiales suspendían los permisos de tráfico del Boeing 737 MAX 8, el martes 12, de este mes, Canadá adhería a la suspensión y el miércoles 13, el mismísimo presidente de los EEUU, Donald Trump, ordenaba el cese de actividad de los aviones cuestionados.

La información que determinó la orden fue proporcionada por las autoridades de la red Aerion, un sistema integrado de monitoreo de tráfico aéreo por ADS-B satelital en tiempo real, que proporciona cobertura total e independiente de radares y receptores ADS-B terrestres. Este sistema monitorea miles de aviones simultáneamente. Entre ellos estaba el vuelo 302 de Ethiopian, un 737 MAX 8. Y la información obtenida tenía demasiadas similitudes con las del Lion Air JT610.

Lo expresado por Miceli cobra sentido.

Mientras tanto en Argentina, fuentes de Aerolíneas Argentinas informan que desde la noche de este lunes los cinco aviones Boeing 737 Max 8 que posee la aerolínea “tendrán un descanso obligado, hasta que Boeing emita un informe detallado”.

1 de los 5 Boeing 737 MAX 8 de Aerolíneas Argentinas

 

Avatares de una competencia comercial que en menos de seis meses ha cobrado más de 300 víctimas y muy pocas certezas. Y me pregunto si la competencia entre Boeing y Airbus, por fabricar el avión más económico habrá pasado por alto algunos controles fundamentales que, quizá, hubiesen detectado la falla del software y así evitar las víctimas de estas dos catástrofes. Pienso…y pregunto a quien está leyendo este articulo, ¿qué piensas al respecto?

El asunto en números es así:

El número de vuelos semanales a nivel global es de 700.000 aeronaves. El número de Boeing MAX 8 es de 6700. Apenas el 1% del total de vuelos está afectado. El tema es qué tanto puede dañar el nombre de Boeing una catástrofe como ésta. Si bien las acciones en Dow Jones se desplomaron un 3%, la maniobra de solicitar ellos mismos la suspensión de vuelo a dado resultados y las acciones están subiendo lentamente. Hasta ahora Airbus no ha hecho leña del árbol caído, aunque sus ventas han subido considerablemente y amenaza con llevarse el premio gordo de 2019. Ahora, la crisis de seguridad en torno a Boeing, podría terminar por consolidar al A320 y sus variantes como las aeronaves líder en la industria.

Río revuelto, ganancia de pescador…que le dicen.

Por otro lado, Airbus también ha tenido severos problemas técnicos y varias catástrofes, y no por ello dejaron de volar ni llevaron a la compañía a la quiebra.

Fuentes:

https://www.lafm.com.co/tecnologia/abece-para-entender-que-pasa-con-el-boeing-737-max

https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-47566093

https://diazpez.com/todos-los-max-en-tierra-datos-no-opinion/

https://www.clarin.com/sociedad/aerolineas-argentinas-deja-volar-boeing-polemica_0_wHimt9SNV.html

https://www.eleconomista.net/economia/Boeing-si-deja-volar-al-Dow-Jones–20190313-0034.html

https://www.preferente.com/noticias-de-turismo/airbus-saca-tajada-de-la-crisis-de-boeing-y-ya-gana-en-pedidos-286434.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s